Cómo motivar: “No hay huevos”

Hace aproximadamente veintiún años recibía por navidades lo que fue mi primera videoconsola, una GameBoy, eso marcó tanto en mi infancia cómo mi futuro, el cual lo he orientado hacia el desarrollo de juegos y actualmente sobre el juego para los negocios. Unir en una frase “juegos” y “negocio” siempre genera siempre polémica ya que suele ocurrir que “mi negocio es serio”, pero hoy hablaremos sobre la gamificación de relaciones entre personas y en redes sociales.

Puede que este primer ejemplo sea un poco chocante, “bruto” o de mal gusto, pero lo cierto es que a todos nos sonará. Sucede cuando en un grupo de personas están debatiendo sobre si algo es posible de llevarse a cabo o no (en algunos momentos suele ir acompañado de grandes dosis de alcohol) y suena la frase:

¡¡No hay huevos!!
apuesta_huevos

 

Puede suceder que el debate se pare de inmediato o que al rato el grupo empiecen a realizar esa absurda “misión“, es un ejemplo de motivación, a pesar de que el grupo haya descartado la “tarea” por compleja, difícil o absurda a través de una frase se ha convertido en un reto, una “misión” por lo que el grupo trabajará en una misma dirección para superar la misión que ha surgido.

Un simple reto, una misión, ha sido el elemento de juego necesario en este caso para activar al grupo a realizar un trabajo que no querían llevar a acabo (por diferentes motivos como dificultad, o sin más que no tenía sentido). En eso se basa la gamificación, en utilizar elementos de juego para motivar y guiar a una persona o grupo de personas a realizar tareas que puedan resultar aburridas o que no tengan un sentido de ser propio.

Otra de las técnicas muy aplicadas y conocidas en nuestros días es la de generar “Estatus” (puestos), lo veamos a diario cuando eres “V.I.P”/”clase turista” en algún servicio algunos estatus funcionan solo por el dinero, otros por un sistema más complejo como puede ser un sistema de fidelización o un sistema de carrera profesional, es curioso en ocasiones tenemos varios cargos que en pueden realizar las mismas tareas… pero la cuestión es de subir el “nivel” y obtener un “rango” superior.

¿Suena a militar y a la vez de videojuego?

Esto es porque la gamificación es algo real, que ya está en nuestro “mundo real”, puede que nunca te lo hubieras planteado de ese modo: ¡es un juego!. Ahí están los resultados, la gamificación funciona aunque nunca supieras que se llamara de esta forma.

La gamificación existe no solo en “el mundo real”, sino también “en el mundo virtual”, cada persona responde de manera diferente a los retos y a los juegos (existen perfiles de los tipos de jugadores). Pero sigamos por donde iba: ¿Qué importa cuántos seguidores tengas en Twitter? al final es un simple número, aunque este número sirve como condición de victoria contra tus conocidos. “¿Cuántos seguidores tienes?” no preguntan si realmente te leen/responden, el número de followers es el indicador para poder “ganar” a tú amigo, lo siguiente ya no es solo el número de seguidores sino de Retweets, menciones, tweets en favoritos y de ahí nace Gamisfaction.

La realidad es que nos gusta jugar en cualquier ámbito, incluso aunque sea un concurso de la televisión nos creemos que podemos responder y nos harán caso a pesar de que detrás del cristal de la televisión no está el estudio de grabación.

 

Eliseo Martín Mora
@cheomm88
Manager y Fundador de Gamifica.Me

 

Deja un comentario